Antidepresivos y antiepilépticos, unos fármacos con muchos usos

Más de uno se habrá extrañado cuando tras contar por ejemplo un dolor de cabeza su médico le ha indicado un antiepiléptico o un antidepresivo.  Y es que debido al mecanismo de acción  de este tipo de fármacos o debido a algún efecto secundario como la somnolencia  tienen otros usos que sobrepasan la epilepsia o la depresión.  Sigue leyendo

Fármacos que causan parkinsonismo

Y es que existen fármacos muy muy comunes que nos pueden dar como efectos secundarios los mismos síntomas de la enfermedad de Parkinson o que si son tomados en pacientes que tienen una enfermedad de Parkinson empeorarán sus síntomas.  Afortunadamente  como norma general estos efectos no son permanentes.

En ocasiones como es el caso de muchos antipsicóticos la toma de este tipo de fármacos será necesaria durante periodos largos de tiempo, aunque siempre se procurará elegir el medicamento que cubra las necesidades con menos efectos parkinsonizantes.

Sin embargo en otras ocasiones tratamientos demasiado prolongados con fármacos que fueron indicados para solucionar un problema puntual son los que nos podrán dar problemas.

Algunos ejemplos de estos fármacos es el famoso Dogmatil (sulpirida) recetado para los vértigos, ojito con tenerlo tiempo y tiempo…Otro es el Flatoril (contiene cleboprida) para los procesos digestivos que cursan  con aerofagia y meteorismo (gases) y otro también muy conocido es el Primperan (metoclopramida) usado en casos de vómitos.

dogmatil